Guía

de Trámites

Enfermedades Transmitidas por Alimentos

 

El Área de Bromatología de la Municipalidad de La Costa realiza permanentes controles, fundamentalmente sobre la carne faenada a campo, ya que puede transmitir enfermedades muy graves. Por tal motivo se llega a todas las carnicerías y depósitos del Partido de La Costa, evitando de esta manera, la aparición de mataderos clandestinos.

La prevención y control de las ETA (Enfermedades Transmitidas por Alimentos) son algunas de las acciones más importantes del área.


Enfermedades

 

Brucelosis

Es contraída por la ingesta de carne de cerdo, vaca o cabra infectada. Se manifiesta con fiebre alta, tos e importantes dolores articulares y musculares.


Triquinosis

Es producida en los seres humanos por un parásito (Trichinellla spiralis) que se encuentra en la carne de cerdo y derivados. La presencia de este agente patógeno es grave porque se enquista en el tejido muscular de las personas y trae como consecuencias diarrea (con heces sanguinolentas) y cólicos.


Tuberculosis Bovina

Es producida por una bacteria (Mycobacterium bovis) y provoca diarrea, adelgazamiento y trastornos neurológicos.


Hidatidosis

Muchas de estas enfermedades se asocian con la cultura de cada lugar. Es más común en las zonas rurales. La hidatidosis es producida por un parásito que se aloja en las vísceras de los animales (vaca, cabra, oveja y cerdo). Al momento de la faena, los intestinos suelen dárselos a los perros, quienes eliminan al agente patógeno a través de las heces y se puede producir el contagio por medio de agua.


Salmonella

En los casos de las faenas clandestinas y en los cárneos domésticos pueden aparecer bacterias producidas por la contaminación secundaria de la carne. La salmonella es una bacteria de este tipo, en la que la falta de higiene colabora para que se reproduzca. Produce gastroenteritis.


Síndrome Urémico Hemolítico

Es producido por la bacteria (Escherichia coli) y puede aparecer al consumir carne vacuna mal cocida. Esta enfermedad es la segunda causa de insuficiencia renal crónica infantil en la Argentina y es multisistémica, es decir, puede comprometer el funcionamiento del aparato gastrointestinal, los riñones, y también puede afectar el sistema nervioso, el corazón, el hígado y el páncreas.